>> El spinning desde costa “pedrero”<< Por Miguel Piñeiro

“Si no sabemos leer el mar, es mejor elegir zonas conocidas o tranquilas.”

El spinning desde costa “pedrero” es realmente mi especialidad y es donde más experiencia tengo. Lo que es evidente es que antes de salir al pedrero a pescar, es muy conveniente mirar un pronósticos del tiempo (tamaño olas, viento y las mareas). Visto este punto, elegiremos la zona a pescar teniendo en cuenta si será un buen pedrero para pescar de bajamar o pleamar y evitar quedar totalmente rodeados de agua, siempre hay que tener una zona de escape y nunca andar al límite y así evitar disgustos.


El pescador de spinning que decida venturarse a zonas desconocidas, son siempre un riesgo: “Yo tengo escenarios donde el oleaje de frente sólo me puede salpicar pero sufre unos peligrosos rebotes que vienen por detrás…mientras que en otros pesqueros la ola se levanta muy cerca provocada por un bajo cercano, por lo que la escapada resulta inútil”.


La pesca desde costa es muy conveniente y recomendable llevar siempre chaleco salvavidas que sea lo más cómodo posible o en su caso uno automático que resultará más cómodo. El spinning desde el pedrero siempre existe el riesgo de que un golpe de mar nos haga caer y ser arrastrado por la corriente, un chaleco o un pantalón de neopreno nos ayudarán a regresar a la costa y en caso de un golpe quedaremos siempre a flote.
El spinning en el Atlántico y Cantábrico es de mayor riesgo que practicarlo en el Mediterráneo. Incluso dentro del Atlántico, la Costa da Morte son muchos los pescadores profesionales como deportivos que han fallecido en estas aguas, además de los distintos naufragios cercanos a la costa, el culpable es el mar bravo y corrientes de esa zona tal delicada y de ahí su nombre “Costa da Morte”.


Yo soy de los pescadores que me gustan llevar una caña más bien larga, una caña en pleno invierno de 3,30 m es lo más recomendable ya que alejarse del agua siempre es seguridad y tanto en el lance como en la recuperación de una captura, la caña larga lo defenderá siempre desde una distancia, mientras que con una caña costa tendremos mayor riesgo por la cercanía a la rompiente.
El calzado es muy importante en el pedrero, andar por las rocas, musgo, algas y bolos (piedras redondas) o planchas de piedra sin resbalar es casi imposible, pero unas buenas botas con fieltro y clavos, evitaremos muchas caídas, dando una seguridad total de agarre.

El spinning desde espigón (“Tengo menos experiencia”;Miguel):

Primero hay que tener en cuenta que no es lo mismo pescar en espigón de roca a uno de bloques de hormigón. El espigón de roca suele ser más cómodo y de menos riesgo, en cambio cuando en una escollera esta provista de bloques, significa que existe un golpe de mar fuerte, por lo tanto mucha más precaución. La spinning desde espigón, suele ser un tipo de pesca muy tranquila, todo lo contario que desde el pedrero que resulta demás riesgo.
Los equipos de spinning y señuelos son similares desde espigón al del pescador desde costa, paseantes, vinilos, minnows, cucharillas, jigs etc.

Existe un mito que el pescador relaciona el mar rabo con la pesca del robalo y no es del todo cierto, pues el robalo con los temporales busca profundidad, o zonas tranquilas como las rías, por lo que debemos evitar el riesgo en la práctica de la pesca.
Uno de los riesgos principales de que te lleve una ola es cuando el pescador se acerca al rompiente a recoger la pieza en las piedras cercanas al oleaje: “Se dan casos que se han pescado buenas piezas, pero siempre en zonas abrigadas, aunque se pesquen en esas condiciones, hay que añadir a que el riesgo aumenta al querer hacerse con la pieza”.

Continuará.

*Desde Spanish Lures agradecemos la colaboración de Miguel Piñeiro de contarnos su experiencia.